Innovaciones de Faurecia ¿Qué es el PE UHMW? Los plásticos en la NASCAR      
 
     
   
     
  Los plásticos en la NASCAR  
 
     

Cuando se habla de un deporte de alto extremo, como lo es el automovilismo, es imperativo tomar precauciones para proteger tanto al conductor como a los espectadores y el personal de los equipos en caso de que suceda algún accidente.

En este tipo de carreras, los dispositivos de seguridad son vitales. Por ejemplo, el casco del conductor se fabrica con una mezcla de diferentes plásticos. Usualmente, la capa exterior del artefacto contiene fibras plásticas conocidas como Kevlar, un material muy fuerte y resistente a los impactos.

 

Debajo de la cara exterior se encuentra una capa absorbente de espuma hecha de Poliéster o Polipropileno (PP) que acojina la cabeza. Y el interior del casco tiene una fibra retardante de llama llamada Nomex –misma con la que se fabrica el traje- que protege al conductor en caso de incendio.

También, los pilotos de la Nascar usan soportes para el cuello y la cabeza tales como un collar fuerte pero liviano hecho a base de plástico reforzado con fibra de carbono y Kevlar, que se adiciona al arnés del cuerpo y evita que la cabeza del piloto se mueva hacia los lados o hacia delante en caso de un impacto.

Por su parte, los componentes plásticos del automóvil también ayudan a la protección del piloto y mejoran el desempeño del vehículo. El interior del tanque de combustible está recubierto con un plástico duro que evita que haya pérdidas de combustible en caso de un accidente.
El parabrisas es hecho a base de algunos Policarbonatos y está laminado con plásticos Tereftalatos que ayudan a proteger al conductor de las brisas fuertes en la pista.

Famosos lugares en los que se realizan las carreras de la Nascar, usan los plásticos para mejorar la seguridad de sus pistas. como los de Indianápolis y Talladega se construyeron con paredes suaves hechas a base de resinas plásticas, espumas de Poliestireno (PE) y concreto, lo que permite absorber el impacto en caso de accidente, reduce el daño en los vehículos y evita que se ponga en peligro la seguridad de los espectadores.